jueves, junio 4, 2020

Te invitamos a seguir la COP25 a través de nuestro portal. Noticias y acciones concretas, desde Madrid, con mirada latinoamericana. ¡Acompáñanos!

Home Coberturas Conocimiento para la adaptación: la base para elaborar políticas públicas estratégicas en...

Conocimiento para la adaptación: la base para elaborar políticas públicas estratégicas en la región

El 4 de diciembre tuvo lugar en la COP25 la mesa redonda sobre LatinoAdapta, un proyecto que analiza las principales brechas de conocimiento que afectan el desarrollo de políticas de adaptación al cambio climático robustas y basadas en evidencias científicas en el contexto latinoamericano. El evento fue organizado por la Red Regional de Cambio Climático y toma de decisiones en el marco del proyecto LatinoAdapta, que es liderado por fundación Avina y financiado por IDRC (Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo de Canadá). El panel estuvo integrado por Luis Wilson Lechón Sánchez (Consorcio de Gobiernos Provinciales del Ecuador, CONGOPE), Nathalie Unterstell (Talanoa Dialogue) y Daniel Ryan (Instituto Tecnológico de Buenos Aires, ITBA). La moderadora del evento fue Paula Ellinger, Gerente Programática de Fundación Avina.

La discusión giró en torno a las brechas de conocimiento que impiden la aplicación de políticas de adaptación en la región. Daniel Ryan es autor de uno de los Policy Briefs elaborados por el proyecto LatinoAdapta y enfocó su trabajo en un análisis sobre cómo los gobiernos usan información y la generan para la elaboración de políticas públicas efectivas. “En lo que hace al uso de información que ya está disponible, hubo dos elementos que llamaron mucho la atención. Una primera dificultad era el nivel de fragmentación de la información disponible. Una política de adaptación es una política transversal que requiere inputs de distintas áreas de conocimiento, y muchas veces esa información está disponible, pero a un altísimo nivel de fragmentación. Por otro lado, como resultado de las encuestas observamos fuertes falencias en las capacidades estatales para participar en la construcción de conocimiento, para gestionar e incorporar ese conocimiento en los procesos de política pública. Y esas debilidades en las capacidades estatales eran mucho más visibles cuando se trataban de gobiernos subnacionales“.

Natalie Unterstel, por su parte, reconoció la importancia de los procesos de aprendizaje para tomar cosciencia de la necesidad de obtener una información y de hacerlo en el tiempo y el espacio correspondientes. “Tenemos poco tiempo para resolver la crisis climática y por eso tenemos que ser muy precisos. No podemos errar. Nuestra acción tiene que ser estratégica. Para elaborar una agenda necesitamos un diagnóstico óptimo y ese diagnóstico no puede ser simplemente hacer una revisión de literatura o una reunión de especialistas. Por eso creamos un programa que se llama Brasil 2040, que nace en la Secretaría de Asuntos Estratégicos de la presidencia de Brasil en 2013. Lo que hicimos fue contratar 7 equipos integrados por los mejores investigadores de todas las áreas, agricultura, infraestructura, recursos hídricos. Y la primera lección que aprendimos fue simple pero muy significativa. Cuando entraron en este proceso las personas estaban ansiosas por generar planes, tomar decisiones. Pero carecían de modelaje climático. Creían que no precisaban generar modelos. Y se tuvo que atravesar por todo un proceso de aprendizaje para entender lo que son los modelos y cómo trabajar con ellos.” Entonces, las brechas también se dan en relación al espacio y el tiempo en que las informaciones se hacen disponibles.

Finalmente, Wilson Sánchez habló sobre su experiencia en CONGOPE junto con los gobiernos locales en la elaboración de políticas públicas de adaptación, y reconoció la importancia de comenzar a abordar el tema desde la construcción de capacidades. “Para incorporar el enfoque de cambio climático en la planificación local no teníamos información. A partir de un recurso que logramos captar de la Unión Europea, logramos implementar un proyecto de políticas públicas locales de mitigación y adaptación al cambio climático. El objetivo del proyecto fue generar diagnósticos provinciales de cambio climático que arrojó en un análisis de riesgo climático a nivel provincial. En la actualidad ya tenemos la información y en este momento estamos diseñando políticas locales como resultado de esa información y estamos tratando de incorporar el enfoque de cambio climático en la planificación territorial“.

LatinoAdapta es un proyecto de investigación regional que analiza las brechas de conocimiento entre ciencia y política en Argentina, Brasil, Costa Rica, Chile, Paraguay y Uruguay. Además, busca explorar las posibilidades y oportunidades de superar estos obstáculas para fortalecer las capacidades de los gobiernos latinoamericanos en la implementación de acción climática.

Políticas de adaptación al cambio climático (Parte 1)
Políticas de adaptación al cambio climático (Parte 2)
Previous articleChile, Puerto Fonk.
Next articleCórdoba – Argentina

MÁS POPULARES

El Gran Chaco Americano: una deuda pendiente para la COP

El Gran Chaco Americano es el segundo bosque más grande de América Latina y tiene alta relevancia en la lucha contra el...

Intercambiando experiencias del programa Readiness del Fondo Verde para el Clima

El 9 de diciembre tuvo lugar el panel “Apalancando el soporte Readiness para una programación y un diseño más ambiciosos”, organizado por...

La voz por el clima es joven y culturalmente diversa

Por Michelle Soto Nota publicada en AM Prensa en el marco del Programa Latinoamericano de Cobertura Periodística COP25.

Greta Thunberg: “Todos los grandes cambios en la historia han venido del pueblo”.

El 11 de diciembre, la joven activista sueca Greta Thunberg habló en sesión plenaria en el evento de alto nivel sobre la...